El estilo industrial a monopolizado la decoración estos últimos años, y entre sus máximos representantes se encuentra la Silla Tolix. Sí, es la protagonista de la decoración industrial en casa, bares, cafeterías, terrazas… Una silla que no puede ser mas versátil y de la que disponemos de tantas versiones que es imposible que no nos enamore alguna de ellas.

Una pieza imprescindible en la decoración industrial

En la actualidad la Silla Tolix se ha convertido en la pieza imprescindible para decorar y amueblar un espacio de estilo industrial. Y es que dispone de todas las características de este movimiento: materiales nobles, funcionalidad, estética fabril… No es de extrañar que grandes decoradores e interioristas la hayan elegido como un elemento indispensable en la decoración de bares y restaurantes actuales. Es cierto que la tendencias industrial es muy fácil de incorporar en negocios, pero para el hogar es una magnífica opción siempre que consigas un equilibrio para evitar diseñar un espacio demasiado frío.

Nacida para ofrecer funcionalidad

La Silla Tolix fue diseñada por Xavier Pauchard en Francia en 1927. En su fabricación se buscaba una silla fácil de transportar y de apilar, y que además fuera resistente. Se primó la funcionalidad por encima de todo. En aquella época la Silla Tolix no sólo era visible en cafeterías y restaurantes, también era común que se utilizase en edificios públicos como hospitales y oficinas. Además esta silla estaba pensada en especialmente para su uso en el exterior, por ello su diseñador le añadió unos agujeros en el asiento, para evitar que se acumulase el agua cuando llovía.

Colección sillas Tolix

La más versátil

Otra de las características que ha conseguido que la Silla Tolix se convierta en una de las más populares es su versatilidad. Es ese mueble que queda bien en todos lados, cocina, comedor, bares… Y puede combinarse con cualquier estilo. En bares, restaurantes y cafeterías aporta un toque industrial y chic perfecto. En casa, combinado con decoración moderna o nórdica consigue romper la neutralidad del entorno y aportar más fuerza y carácter a la decoración. Los amantes de lo industrial pueden estar tranquilos, está claro que esta silla seguirá formando parte de nuestras estancias durante mucho tiempo.

Autor Vaukura

Deja un comentario