¡El frío también se cuela en la decoración de nuestro hogar! La escasa luz natural, el clima húmedo y frío y las largas horas que pasamos en casa para no enfrentarnos a las heladas de la calle, hace que busquemos potenciar la luminosidad y calidez en nuestro hogar, y más si tenemos un bebé en casa. La decoración nórdica no solo es apta para salones, cocinas, etc, también para decorar la habitación de nuestros peques. Este estilo destaca por su luminosidad y carácter acogedor, que hace que sea ideal para una habitación infantil. Por ello, te damos las claves para decorar una habitación infantil estilo nórdico.

Colores claros para una habitación infantil de decoración nórdica

Ideas para una habitación infantil estilo nórdico

La decoración infantil nórdica destaca por los tonos claros, ya sea en paredes o en mobiliario. Los colores claros hace que debido a las pocas horas de luz que se disfrutan en invierno, acentúen la sensación de,luz en el interior de la habitación del bebé. Así podrá pasar horas jugando sin que la luz artificial le moleste. El blanco es el color predominante en paredes, muebles y complementos.

Y es siempre un acierto cuando hablamos de una habitación infantil de decoración nórdicaSi te apetece crear un punto de luz más ambiental puedes recurrir a guirnaldas de colores o farolillos. A los más peques les encantará y le dará un toque más actual y divertido a su habitación.

Si no eres mucho de colores blancos, tanto en pares como en mobiliario, siempre puedes apostar por otros colores neutros o colores pastel. Podrás echar mano desde grises suaves a los rosas pastel pasando por verdes agua o azules. El estilo nórdico acoge en su decoración cualquier tipo de tono mencionado, y son colores que le van muy bien a las habitaciones infantiles

Como bien hemos dicho antes, en la decoración estilo nórdico para habitaciones infantiles es importante aprovechar la luz natural, por ello una opción es prescindir de cortinas o recurrir a telas más ligeras que dejen pasar gran parte de la luz natural también ayuda a crear espacios más agradables y luminosos. 

Ideas para una habitación infantil estilo nórdico

Calidez; Fibras naturales y madera

Ideas para una habitación infantil estilo nórdico

En el estilo nórdico como bien sabemos destaca por su calidez, por ello uno de los recursos más típicos es “vestir” el suelo de madera o parquet, pero también las alfombras pueden ayudar a proporcionar un tacto más agradable y cálido sin un gasto elevado.

Además, actúan como aislante térmico y permiten añadir una nota de textura o de color a la decoración. Son ideales para que los más peques puedan jugar en el suelo.

Normalmente las alfombras de estilo nórdico tienden a jugar con pocos colores, diseños sencillos y geométricos, repetitivos y estructurados. Triángulos, rayas en zig-zag, círculos o rombos pueden ser opciones excelentes para vestir los suelos.

Espacios de ocio con estilo nórdico

Es importante que el pequeño tenga su espacio para jugar, leer o desempeñar diferentes actividades. Para ello y centrándonos en el estilo nórdico, podemos hacer uso de una mesa para niños de madera, varias sillas, una pizarra, etc. Este espacio debemos ubicarlo en un lugar que tenga bastante luz. También, debemos pensar en un espacio para su ropa, y para ello podemos utilizar percheros móviles de madera, una mesa auxiliar que el pueda guardar su ropa, etc.

Ideas para una habitación infantil estilo nórdico
Ideas para una habitación infantil estilo nórdico

Mobiliario de diseño para habitaciones infantiles

La decoración nórdica también destaca por el uso de materiales naturales en gran parte de los accesorios: tejidos con fibras naturales como el lino, la lana o el algodón que aporten delicadeza, cestos de ratán o lámparas de bambú pueden ser algunos de los elementos básicos. A continuación, veremos cual es el mobiliario adecuado para decorar una habitación infantil estilo nórdico.

Autor Vaukura

Deja una respuesta